Revista de Transporte | Seguridad
111
page-template-default,page,page-id-111,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Seguridad

Pedazo de Llanta en la Carretera.

Es frecuente encontrar en las carreteras de Panamá pedazos de caucho de llantas que para algunos ya hace parte del paisaje y muy poco se conoce de la verdadera causa de esta situación.

Si a un grupo de conductores se le preguntara ¿cuál cree usted que es la causa de estos residuos? el 90% respondería que es producto del despegue de una llanta reencauchada y el 10% citaría otras causas. Es cierto que la primera impresión que se tiene al ver estos restos es que el reencauche no es funcional y esta percepción evita que se utilice como una alternativa en el control de costos de operación de una flota.

Sin embargo, al no haber estructuras de alambre involucradas en el proceso de reencauche, no es el despegue de la banda de rodamiento de una llanta

reencauchada lo que se ve en las vías, son los residuos de cinturones y estructura de una llanta que fue rodada con baja presión de aire por ausencia de un programa serio de mantenimiento, que afecta a llantas nuevas y reencauchadas.

 

 

Las tres principales variables a tener en cuenta en el mantenimiento de las llantas son:

Presión de aire.

Reparaciones y capacidad de carga.

Altura de llantas gemeladas o emparejadas

Presión de Aire: Una baja presión de aire genera mayor flexión del cuerpo de la llanta y aumenta la temperatura de trabajo. La combinación de estas dos condiciones origina la separación de los componentes principales de la llanta y su desintegración. La revisión permanente permite detectar golpes, tornillos, cortes y otras condiciones que originaran pérdida de presión. Una llanta en perfecto estado no pierde aire rápidamente, si esto ocurre, se debe revisar el conjunto (llanta, rin, válvula), detectar la fuga y reparar.

Altura de Llantas Gemeladas o Emparejadas: Las llantas de los ejes que van en parejas trabajan como un solo elemento, si una de estas dos llantas es más alta que la otra, ya sea por diferencia de especificación o diferencia en la presión de aire, esta soportará más carga, se sobrecalentará y se desintegrará.

Reparaciones y Capacidad de Carga: Si no se realizan las reparaciones de los daños ocasionados durante la operación, de una forma técnicamente certificada, la llanta pierde la capacidad de contener el aire, reduciendo su capacidad de carga, causando sobrecalentamiento y por ende su destrucción en funcionamiento.

En conclusión, ya sea nueva o reencauchada, la presión de aire es “la vida” de la llanta. El operar con una correcta presión de aire garantiza un alto rendimiento de la inversión, entregas a tiempo, reducción de paradas inesperadas y sobretodo, un desplazamiento SEGURO.

Ing. Victor M. Cano